Pedro y el lobo

Pedro y el lobo

Escrito por : isabel
30 octubre 2009

 

pedro-y-el-lobo

Era un pueblito de Rusia, donde todos los habitantes estaban aterrorizados, porque en el bosque había un lobo malvado que se comía al ganado y acechaba en los caminos.

En una casita en el bosque, vivía con su abuelo leñador, un niño llamado Pedro. Cierto día, salió Pedro para hacer las tareas de la casa y dejó abierto el portón del jardín, cosa que aprovechó Sonja, el pato, para escapar y seguir al niño. En el paseo, descubrió Sonja el estanque y se fue a nadar. Estaba nadando tranquilamente, cuando llegó Sasha el pajarillo y le preguntó qué clase de ave era, pues no sabía volar. Y Sonja le respondió con una pregunta similar.

Se acercó después Iván el gato, que hacía rato estaba observando a Sasha para comérselo. Aguardó y aguardó, hasta que lo atrapó, pero no pudo comérselo.

El abuelo de Pedro advirtió al nieto que no saliera de la casa:

- No debes estar fuera, no es seguro. ¿No te has enterado que hay un lobo hambriento en el bosque?

- Yo no le temo al lobo. Soy muy valiente y puedo atraparlo.

El abuelo obligó al niño a entrar en la casa. Pedro estaba muy frustrado. Se puso a mirar por un hueco de la cerca, hasta que vio al lobo y se asustó mucho. Los animales habían quedado fuera, Iván se trepó a un árbol, pero Sonja era muy atolondrado y salió del agua lentamente, y así el lobo pudo comérselo fácilmente.

Pedro quedó muy enojado por la muerte de su amigo y decidió atrapar al lobo. Trepó al árbol que estaba junto a la casa y desde una de sus ramas, que daba al otro lado de la cerca, esperó a que el lobo se acercara. Cuando lo tuvo a tiro, bajó la cuerda con lazo que llevaba y le atrapó. El lobo tironeaba con todas sus fuerzas para zafarse de la trampa de Pedro, pero no logró desasirse. Finalmente, agotado por tanto trabajo, se quedó rendido.

Fue entonces que llegaron los tres cazadores: Misha, Yasha y Vladimir; los que dieron muerte al lobo y lo llevaron al pueblo, donde todos celebraron felices porque ya no debían temer.

Cuando abrieron al lobo para sacarle la piel, pudieron ver que el pato todavía estaba vivo, pues lo había engullido entero. Entonces se reunió con su amigo Sasha y con Pedro, y todos estuvieron muy felices.


Categorías : Populares

Etiquetas : ,


Comentarios(0):

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.




Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen

Recomendamos los siguientes contenidos de