cuentos infantiles

La leyenda del rey Arturo

Escrito por : isabel
12 octubre 2009

 

el-rey-arturo

En lo que actualmente se conoce como la Gran Bretaña, según la leyenda, vivía el rey Uther Pendragon, quien llevaba un largo conflicto con el duque de Tintagel. Un día decidió firmar la paz, para lo que invitó al duque y la duquesa al castillo. Al ver a la duquesa Ingrayne, Uther se enamoró perdidamente de ella.

Uther enfermó de amor y solicitó ayuda al mago de la corte, Merlín, quien realizó un hechizo con el cual hizo creer a Ingrayne que Uther era su esposo. De esta unión nació Arturo, quien fue tomado por Merlín y entregado a Sir Héctor para que lo criara como propio.

Ingrayne y Gorlias tenían ya tres hijas Morgause, Elaine y Morgana, las hermanas mayores de Arturo. Morgana fue enviada a la isla de Ávalon con Merlín y la Dama del Lago, donde se convirtió en sacerdotisa y sucesora de la Dama del Lago. Las otras dos hermanas se casaron.

Leer mas...

Las habichuelas mágicas

Escrito por : isabel

 

las-habichuelas-magicas

Periquín vivía en una cabaña en el bosque, junto a su madre viuda. Como no tenían dinero, cada día empeoraba la situación de la familia, hasta que finalmente, la madre decidió enviar a Periquín a vender su única vaca al pueblo.

El pequeño emprendió viaje rumbo al pueblo y a mitad de camino se encontró con un hombre que llevaba un bolsito de habichuelas para vender. El hombre le explicó que las habichuelas eran mágicas y le ofreció entregárselas a cambio de la vaca. Al pequeño le pareció que era un buen negocio y realizó el cambio.

Volvió Periquín muy contento a su hogar con las habichuelas, pero su madre se puso furiosa y las lanzó por la ventana.

Leer mas...

La princesa y el guisante

Escrito por : isabel

 

la-princesa-y-el-guisante

Hace muchísimo tiempo, había un príncipe que buscaba esposa. Tenía menudo problema el joven, pues deseaba casarse con una princesa auténtica. Recorrió el mundo entero y conoció a muchas princesas, pero todas ellas tenían algún aspecto sospechoso que le impedía saber si eran verdaderas. Por tanto, se dio por vencido y retornó a su reino.

Cierta noche en que una tormenta terrible arreciaba, sintieron que alguien golpeaba en el castillo. Cuando el sirviente regresó, lo acompañaba una joven empapada que aseguraba ser una princesa.

La reina no creyó en su palabra y dispuso una prueba. Ordenó al ama de llaves que preparara el lecho para la princesa y le dio instrucciones de cómo hacerlo.

Leer mas...

El traje nuevo del Emperador

Escrito por : isabel

 

el-traje-nuevo-del-emperador

En un país lejano vivía un emperador al cual le gustaba mucho la ropa elegante. Gastaba todo su dinero en trajes nuevos, tenía un traje para cada hora del día.

Cierto día, llegaron a la ciudad dos estafadores que se hicieron pasar por tejedores finos. Aseguraban los truhanes, que eran capaces de tejer telas maravillosas, las que no podían ser vistas por las personas muy estúpidas o que no estaban aptas para desempeñar el cargo que ostentaban.

El Emperador quedó fascinado por aquella idea, pensaba que podría así, distinguir entre los funcionarios del reino que eran eficientes y los que no. Ordenó entonces que fabricaran la tela. Debió primero, pagar un buen adelanto por el trabajo.

Leer mas...

El mito de las sirenas

Escrito por : isabel
9 octubre 2009

 

el-mito-de-las-sirenas

En la mitología griega, las sirenas eran criaturas fabulosas mitad mujer y mitad pájaro, parecidas a las arpías. Eran hijas del dios río Aqueloo y de una musa que puede ser: Melpómene (tragedia), Terpsícope (danza) o Estérope (poesía). El número de estas criaturas es variable, pueden ser tres, cinco u ocho.

Las sirenas eran compañeras de Perséfone y cuando Hades la raptó, no pudieron salvarla y la diosa Deméter (madre de Perséfone), las convirtió en criaturas híbridas como venganza.

Estas criaturas vivían en la isla de Artemisa, tenían forma de mujer de la cabeza a la cintura y la parte inferior, era una cola de pescado. Su canto melodioso como el de un ave, atraía a los marineros anunciándoles los placeres del mundo subterráneo engañosamente, para hacerlos zozobrar y poder comer sus cuerpos.

Leer mas...

Rapunzel

Escrito por : isabel

 

rapunzel

Era un matrimonio que vivía en soledad, soñando con tener hijos, hasta que finalmente, ocurrió el milagro.

El matrimonio vivía en una casa que tenía una ventanita en la pared posterior, la cual asomaba a un espléndido jardín, en el que crecían flores y plantas variados. El jardín pertenecía a una bruja poderosa y estaba rodeado por un muro alto, que nadie se atrevía a traspasar.

Un día en que la mujer se asomó a contemplar el jardín, descubrió un bancal de collejas verdes y frescas y sintió un repentino deseo de comerlas. El antojo fue creciendo con los días, la mujer sólo quería comer de aquellas plantas y como no las tenía, dejó de comer.

Al verla tan desmejorada, su marido decidió entrar al jardín, para conseguir las plantas para su mujer. El hombre aguardó la noche, entro al jardín y tomó varias plantas y las llevó a su esposa.

Leer mas...

¿Quién robó los pasteles?

Escrito por : isabel

 

quien-robo-los-pasteles

¿Escuchaste la historia de pasteles que hizo la Reina de Corazones? ¿Sabes qué pasó con ellos?

¡Sí, claro! ¿Acaso no lo dice la canción?

La Reina de Corazones hizo unos deliciosos pasteles

Leer mas...

El señor Nichtverstehen

Escrito por : isabel

 

el-senor-nichtverstehen

Una goleta mercante española arribó al puerto de Hamburgo, procedente de Málaga, con un cargamento de vinos, almendras, limones, higos y pasas. El patrón y el piloto eran expertos en las artes de conducir naves, pero completamente ignorantes en todo lo demás. Por fortuna, llevaban con ellos a un malagueño conocedor de todas las artes y ciencias, que oficiaba como secretario del patrón.

El puerto estaba repleto de buques de todas clases, pero destacaba por sobre todos, una embarcación de grandioso lujo. Los españoles deseaban conocer al propietario del navío, por lo tanto, encargaron al secretario que preguntara a unos visitantes alemanes que habían subido al buque.

El secretario cumplió su encargo y pudo saber que el navío de su admiración pertenecía al Sr. Nichtverstehen. Los españoles sintieron envidia por el rico caballero.

Leer mas...

La caja de Pandora

Escrito por : isabel
8 octubre 2009

 

el-mito-de-la-caja-de-pandora

Este mito de la caja de pandora comienza con los personajes de Prometeo y Epimeteo. Ellos eran hermanos, y los dioses del Olimpo les encargaron la creación de los animales y del hombre, además debían dotar a sus criaturas con los recursos necesarios para la supervivencia. A Epimeteo le correspondió crear a los animales y a Prometeo, a los hombres. Prometeo realizó su trabajo con gran esmero y amor, construyendo a los hombres semejantes a los dioses, con una mezcla de agua y tierra.

El reparto de las cualidades lo hizo Epimeteo, otorgando una porción equitativa de dones a cada uno. A quienes tocaba fuerza, no correspondía rapidez, a los débiles les daba armas, a los pequeños alas y así sucesivamente. Cuando repartió todos los dones, los dotó de pelos y una piel gruesa, para protegerlos de las temperaturas extremas. Hizo que su alimentación fuese variada, unos comían hierbas, mientras que otros devoraban a otros animales. Así, hasta que completó el reparto, pero no se dio cuenta de que había dejado a la especie humana sin facultades.

Cuando llegó Prometeo a inspeccionar el trabajo de Epimeteo, vio que todos los animales estaban justamente equipados, menos el hombre. Como Prometeo amaba a los hombres y estos deberían vivir en la tierra sin contar con los recursos necesarios para su supervivencia, les concedió el fuego, para que pudieran sobrevivir y les enseñó a respetar a los dioses. Además, como los hombres fueron hechos a semejanza de los dioses, pudieron hablar, construyeron viviendas para refugiarse, vestidos para abrigarse y obtuvieron el alimento de la tierra.

Leer mas...

El mito de las Moiras

Escrito por : isabel

 

el-mito-de-las-moiras

Las Moiras son la personificación del destino, pertenecen a la mitología griega y su equivalente romano son las Parcas.

En principio, cada ser humano tenía su Moira o destino, pero este concepto evoluciona y luego de las obras de Homero, “La Ilíada” y “La Odisea”, se adopta el concepto de las tres hermanas. Siendo la personificación del destino, tienen como función, regular la vida de todo mortal, asignándole suertes y desgracias.

En algunas versiones, las Moiras serían hijas de Zeus y Temis, pero en otras, son hijas de Nix, la Noche, diosa que tenía la capacidad de engendrar por sí sola.

Leer mas...


Recomendamos los siguientes contenidos de