La balanza de plata

La balanza de plata versión libre

Escrito por : isabel
23 octubre 2009

 

la-balanza-de-plata

Esta historia sucedió hace un tiempo, pero no sé a ciencia cierta, si es verdadera o no.

En una esquina había una tienda de telas abandonada desde tiempo atrás. Cierto día, unos niños lograron abrir una ventana y entraron a curiosear. Detrás de un mostrador, escondida, encontraron una balanza de plata. Tenía un extraño adorno en el centro.

Aquella no era una balanza común y corriente, era algo misterioso. No servía para pesar frutas, verduras o carnes, sino que podía pesar las obras de las personas y determinar si eran buenas o malas.

Cuando uno de los niños tocó el centro de la balanza, ésta se iluminó de repente. El niño se sintió mareado y de pronto se desplomó en el suelo.

En ese preciso momento, uno de los lados de la balanza se inclinó y comenzaron a salirle estrellas, y aparecieron desplegadas frente a ellos, todas las buenas obras que el niño había realizado. El pequeño había sido bondadoso y comprensivo con los demás.

Luego de un rato, el niño se levantó y comenzó a recuperarse.

Entonces otro niño quiso, él también, intentarlo. Puso su mano sobre el centro de la balanza y se iluminó nuevamente. Pero esta vez no hubo estrellas, sino espadas. El niño no había obrado bien, había sido egoísta. Como todavía era pequeño, tenía la posibilidad de aprender a compartir.

La balanza les señalaba lo bueno y lo malo que había en sus vidas y aquello que podían mejorar. Los niños continuaron consultándola durante algunos años, en cada ocasión en la que tenían dudas sobre la forma en que debían actuar o pensar.

Hasta que un día, la balanza dejó de iluminarse y los niños se sintieron muy tristes e inseguros.

Al verlos tan desconcertados, la balanza se iluminó por última vez, para explicarles el motivo de su mutismo.

- Ya estáis grandes y podéis pensar por vosotros mismos. No me necesitáis más. Os deseo mucha suerte.- tras decir esto, la balanza se apagó para siempre.

Al principio, los niños estaban tristes, pero luego fueron dándose cuenta de que podían hacerlo solos y que de este modo, resultaba mejor para ellos. Aprendieron a ser responsables por sí mismos y jamás olvidaron los consejos que la balanza les dio.


Categorías : Mágicos

Etiquetas : ,


Comentarios(1):

  1. alondra

    18 de enero de 2012

    no me gusto

    Karma: Thumb up 0 Thumb down 0

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.




Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen

Recomendamos los siguientes contenidos de