El cancionero mexicano está poblado de coplas, la mayoría de las mismas hablan del amor. Esto no es extraño, pues el amor es la temática más empleada en la poesía, lo que sí difiere es la forma de tratarlo. Entre las coplas amatorias, hay una cantidad importante que está relatada en forma graciosa, lo cual traduce el espíritu del pueblo mexicano.

Además encontraremos que estas coplas utilizan el idioma popular, pues generalmente es el pueblo el autor de las mismas. Nótese que hablamos del pueblo como autor, porque es una costumbre muy común en la copla, que su autor no sea conocido, debido a la gran popularidad de este género, que suele transmitirse oralmente por lo que el nombre del autor generalmente se pierde por el camino.

Coplas populares mexicanas

– 1 –
Todos los que cantan bien
cantan de puertas adentro y yo,
como canto mal,
canto al sereno y al viento.

– 2 –
Cuando tomo la guitarra
y la atravieso en mis brazos,
enseguida me parece
que se acaban mis trabajos.

– 3 –
Desde que te vi venir
le dije a mi corazón,
qué bonita piedrecilla,
para darme un tropezón…

– 4 –
El cuervo en la ladera
llora de infelicidad,
porque la cuerva no quiso,
quererlo por caridad.

– 5 –
Me gustan las “abajeñas”
por altas y presumidas,
se bañan y se componen,
y siempre descoloridas.

– 6 –
La vecina de allí enfrente,
tiene una panadería;
a los casados les vende…
y a los solteros, les fía.

– 7 –
Una guacamaya pinta
le dijo a una colorada,
vámonos para la costa,
a pasar la temporada.

– 8 –
Te “pusites” y “dijites”,
que yo te andaba rogando…
Todos los “defeitos” tengo,
pero que te ruegue… ¡cuándo!

– 9 –
Es tanto lo que te quiero,
y lo que te quiero es tanto,
que por ti duermo en el suelo,
y por cabecera un banco.

– 10 –
Dicen que me han de quitar
las veredas por donde ando;
las veredas quitarán,

pero la querencia, ¡cuándo!