Una de las formas poéticas más apreciada en la lengua castellana son las coplas. Las mismas están compuestas generalmente en cuatro versos, los cuales a su vez, suelen ser octosílabos. Por lo general, dichas coplas presentan rima asonante en los versos pares y un lenguaje cotidiano que las torna muy coloquiales y accesibles.

Por estos motivos es que esta forma de escritura suele ser la elegida para las poesías infantiles, ya que resulta más divertida y fácil de comprender. Hemos elegido estas coplas de amistad para que puedas compartir con tus amigos más queridos y pasar un bonito momento en su compañía.

Las coplas de amistad

1.
A las tres de la mañana
empecé a escuchar un grillo
andaba muy ocupado
afilando su cuchillo.

2.
Yo soy torito bueno,
no hay árbol que no desgaje,
en las astas traigo fuerzas
y en el cogote, coraje.

3.
Tus ojos morena
se parecen a ti,
porque pestañean
como un colibrí.

4.
Hemos llevado a la capilla
rosas y campanillas
promesas, tristezas y alegrías
y mucho amor a Jesús y María.

5.
Cuando llegamos
con los niños y niñas jugamos
y todos muy contentos
saltamos y bailamos.

6.
Si quieres que yo te quiera
lo será con condición
que lo tuyo sea mío
y lo mío tuyo no.

7.
Todos me dicen que adoro
una flor de mal color;
diga el mundo lo que quiera,
que a mí me parece un sol.