Las coplas colombianas provienen de las poblaciones campesinas que viven en las diferentes regiones del país, así también como de los indígenas. Es por esto que dichas coplas están escritas en un lenguaje claramente campesino, relacionado con las costumbres y la gente de Colombia.

Te hemos traído una bonita selección de coplas colombianas para que las conozcas y disfrutes. En ellas puedes aprender mucho sobre su pueblo y la vida en el campo.

Selección de coplas colombianas


– 1 –

La gallina puso un huevo
pero lo puso movido
de tanto bailar bambuco
con el gallo amanecido.


– 2 –

Tus ojos son dos carozos
tu naríz es una olleta
tu boca es una atarraya
tus orejas dos chancletas.

– 3 –
De mi tierra me he venido
con el agua hasta el tobillo
sólo por venirte a ver
narices de tortuguillo.

– 4 –
Los muchachos de otros tiempos
trabajaban por mujer,
los muchachos de estos tiempos
buscan una que les dé.

– 5 –
Ay del pobre que se casa
con una mujer blanquita,
que a la vuelta de la iglesia
viene un blanco y se la quita.

– 6 –
Ay quien fuera zapatico
para tu bonito pie,
y mirar con los dos ojos
lo que el zapatico ve!

– 7 –
El amor y el interés
se fueron al campo un día
y más pudo el interés
que el amor que te tenía.

– 8 –
Las avecillas del cielo
se mantienen con mosquitos,
así me mantengo yo
con abrazos y besitos.


– 9 –

La bala que a mí me hirió
también hirió al comandante,
a él lo hicieron capitán
y a mí soldado como antes!

– 10 –
La caña con ser la caña,
también tiene su dolor:
si la meten al trapiche
le parten el corazón.

– 11 –
Desde el punto que te vi,
le dije a mí corazón:
qué bonita piedrecita
para darme un tropezón.


– 12 –

Tres aguas habré bebido,
cuatro con la de verbena
y no hay agua más amarga
que vivir en casa ajena.

– 13 –
El gallo en su gallinero
libre, se sacude y canta.
El que duerme en casa ajena
pasitico se levanta”.


– 14 –

Déjame entrar al monte,
déjame coger la flor,
déjame dormir sueñito
entre tus brazos, mi amor.