Populares

Populares

Esta es la categoría de los cuentos populares, en ella encontrarás las historias tradicionales de todas partes del mundo. Cuentos que llegaron hasta nuestros días, contados de boca en boca. Nosotros los hemos recogido para ti.

El lazarillo de Tormes para niños

Escrito por : isabel
6 abril 2010

 

el-lazarillo-de-tormes

Tratado primero:

Lázaro nació junto al río Tormes, por eso su apodo. Su padre murió cuando tenía ocho años en una expedición contra los moros, donde fuera enviado como castigo por robar trigo en el molino en que trabajaba. El niño y su madre se mudaron a Salamanca, donde apenas sobrevivían con lo que su madre ganaba cocinando y lavando ropa para estudiantes y mozos de caballos. Su madre tuvo otro hijo mulato, fruto de su relación con un mozo negro. También el negro fue condenado por ladrón y volvieron a quedarse solos.
Un ciego lo tomó como guía cuando llegó a la adolescencia, cosa que su madre aceptó por creer que su hijo estaría mejor cuidado. Pero el ciego era un avaro y mataba de hambre al joven, hasta que éste lo abandonó.

Tratado segundo:

Lázaro llegó a Maqueda, donde trabajó para un clérigo que guardaba la comida en un arca bajo llave. El joven se hizo con una copia de la llave para robar algo durante las noches, fingiendo que había ratones.
Cierta noche, los ronquidos de Lázaro despertaron al clérigo que pensó que escuchaba el silbido de una serpiente, pero era el muchacho que escondía la llave en su boca.
El clérigo se acercó en la oscuridad y golpeó al chico con un garrote que lo dejó en cama por tres días, luego de los cuales lo echó de su casa.

Leer mas...

La huesuda

Escrito por : isabel
6 noviembre 2009

 

la-huesuda

Hace mucho tiempo, en la región de los mayos, en Sonora, México, había un hombre muy pobre. Muchas veces, la familia no tenía para comer y esta situación, podía durar varios días.

Un día, el hombre estaba cansado de pasar hambre y decidió ser egoísta. Se fue al bosque con la única gallina que tenía y la cocinó para comérsela él solo. Cuando se disponía a comer, apareció un anciano que le pidió:

- ¿Puedes darme un poco? Hace días que no como.
- Dejé a mi familia sin comer, para poder comerme yo solo esta gallina y tú vienes a importunar.- contestó el hombre.
- Yo soy Dios.- le respondió el anciano.
- Con más razón. En lugar de venir a ayudarme, me pides que comparta lo único que tengo. Tú siempre ayudas a los ricos. ¡Lárgate!

Leer mas...

Simbad el marino

Escrito por : isabel
5 noviembre 2009

 

simbad-el-marino

En los tiempos lejanos, vivía en la ciudad de Bagdad, un joven llamado Simbad. Era muy pobre, para ganarse la vida trabajaba como cargador.

Un día en que el muchacho se lamentaba de su pesada carga, quiso el destino, que sus quejas fueran escuchadas por un hombre rico, que ordenó que lo invitaran a pasar a la casa.

Simbad fue conducido a través de patios enjardinados, hasta un enorme salón.

Leer mas...

El cumpleaños de Plimplín

Escrito por : isabel

 

el-cumpleanos-de-plimplin

Al payaso Plimplín, le regalaron un montón de narices para su cumpleaños. Redondas, cuadradas, rojas, negras, hasta narices con lentes y bigotes. El payaso estaba muy contento y se las probó una por una, delante de sus invitados. Luego, las guardó a todas en un mismo cajón, para asegurarse de no meter las narices donde no debía.

Los invitados, por su parte, estaban muy contentos con la fiesta de Plimplín. Era muy original, era una fiesta donde todos ellos, sin excepción, eran payasos. ¿Se imaginan una fiesta de cumpleaños, donde todos los invitados son payasos? ¡Era muy divertida!

Sin embargo, hubo un momento especial en que todos guardaron silencio y prestaron atención, mucha atención. Casi siempre en el cumpleaños de un niño, ese momento tan especial es cuando aparece el payaso. Pero en el cumpleaños del payaso, ¡apareció un niño!

Leer mas...

La alforja mágica

Escrito por : isabel
4 noviembre 2009

 

la-alforja-magica1

Había una vez, un hombre que estaba casado con una mujer muy mandona. Al pobre hombre no le quedaba otra escapatoria que meterse en el bosque para cazar conejos o patos, que llevaba a su mujer. Esto la ponía de buen humor y lo dejaba en paz, por uno o dos días.

Un día atrapó a una grulla. Estaba muy entusiasmado, pues creía que su mujer se alegraría con eso. Pero la grulla le habló, con voz humana:

- No me mates, déjame libre. Si lo haces, serás como un padre para mí, y yo seré como una hija para ti.

Leer mas...

Las tres semillas

Escrito por : isabel
3 noviembre 2009

 

las-tres-semillas

En tiempos bíblicos, el rey Salomón gustaba de salir disfrazado por las noches, para pasear por la ciudad de Jerusalén. Pero una noche, fue atacado por tres desconocidos y fue socorrido por un joven que pasaba por allí. El muchacho ahuyentó a los bandidos y el rey dio su agradecimiento. Entregó un anillo de oro al joven, para que fuese a verlo a palacio al día siguiente, donde sería recompensado.

El muchacho imaginaba que recibiría grandes riquezas y por la noche, no logró conciliar el sueño.

A la mañana siguiente, se presentó en palacio y fue recibido.

Leer mas...

 

el-monstruo-del-lago

Allá en tierras africanas, vivía hace mucho tiempo, Untombina, la hija de un rey poderoso. Era una joven muy valiente y orgullosa. En las tierras donde vivía, había un lago encantado, al cual, ningún ser humano se acercaba, por temor a un monstruo terrible que allí vivía.

Llegó una terrible época de lluvias torrenciales y el país había quedado inundado. Untombina que conocía las historias del monstruo, solicitó permiso a sus padres para visitar al monstruo y preguntarle si podía ayudarlos para que cesara la lluvia.

Los padres se negaron por miedo a que la muchacha se metiera en problemas debido a su testarudez. Fue así que se quedó en casa, más que por obedecer, porque estaba todo inundado y los caminos eran intransitables.

Leer mas...

El Ratón Pérez

Escrito por : isabel
2 noviembre 2009

 

el-raton-perez

Hace muchísimo tiempo, había un príncipe llamado Buby y sus padres lo amaban mucho. Por eso, cuando se le cayó su primer diente, la madre le contó que los niños buenos dejaban su diente bajo la almohada para que el ratón de los dientes, se lo cambiara por un regalo.

Buby dejó su diente bajo la almohada y esperó impaciente la llegada del ratoncito. Pero sucedió lo que debía suceder y se quedó dormido. De pronto, un suave roce lo despertó.

Se incorporó de golpe y vio sobre la almohada a un ratón pequeño, con lentes de oro, sombrero de paja, zapatos de lienzo y una cartera roja, terciada a la espalda.

Leer mas...

Los sueños del rey

Escrito por : isabel
30 octubre 2009

 

los-suenos-del-rey

En un reino muy próspero, al norte de la India, vivía un monarca muy poderoso y rico. Su padre le había enseñado a ser generoso y magnánimo. Antes de morir, el padre le había encomendado una misión:

- Lo importante no es tener mucho, sino saber compartirlo. La avaricia es el peor defecto, por lo que debes ser generoso. Como tú tienes mucho, debes dar mucho.

Durante los primeros años, luego de la muerte de su padre, el monarca se mostró generoso. Pero luego, fue tornándose avaro y miserable. Incluso se comportaba mezquino con sus propias necesidades.

Leer mas...

Pedro y el lobo

Escrito por : isabel

 

pedro-y-el-lobo

Era un pueblito de Rusia, donde todos los habitantes estaban aterrorizados, porque en el bosque había un lobo malvado que se comía al ganado y acechaba en los caminos.

En una casita en el bosque, vivía con su abuelo leñador, un niño llamado Pedro. Cierto día, salió Pedro para hacer las tareas de la casa y dejó abierto el portón del jardín, cosa que aprovechó Sonja, el pato, para escapar y seguir al niño. En el paseo, descubrió Sonja el estanque y se fue a nadar. Estaba nadando tranquilamente, cuando llegó Sasha el pajarillo y le preguntó qué clase de ave era, pues no sabía volar. Y Sonja le respondió con una pregunta similar.

Se acercó después Iván el gato, que hacía rato estaba observando a Sasha para comérselo. Aguardó y aguardó, hasta que lo atrapó, pero no pudo comérselo.

Leer mas...


Recomendamos los siguientes contenidos de