Para dormir

Para dormir

Shhhh!! Este es el país de los sueños. Aquí encontrarás los cuentos más lindos para irte a dormir. Viaja al mundo de la fantasía con nosotros. Y que tengas dulces sueños!

El misterioso faro

Escrito por : isabel
9 octubre 2013

 

El misterioso faro

El pueblo de Mundel se abría al océano bravío a través de barrancos de piedra que frenaban el avance de las furiosas olas. Era una pequeña localidad de pescadores, donde la vida era tranquila y la única agitación provenía del mar. Sus costas habían visto muchos barcos hundirse por el oleaje y las piedras que tornaban aquella zona muy peligrosa.

Nadie sabía bien cuándo, pero se había construido un faro para advertir a los navegantes sobre los peligros de la costa y desde entonces había funcionado sin fallar ni una sola vez. Los pobladores de Mundel habían acuñado una frase que decía: “Cuando el mundo se termine, seguirá el faro de Mundel iluminando el espacio”. Tanta era la seguridad que aquel faro les brindaba y tanta la confianza que tenían en su infalibilidad.

La vida en el pueblo giraba en torno a la pesca y al comercio de artesanías que luego vendían a los barcos que atracaban en el muelle solo en caso de averías. Pero como ya dijimos, las costas eran peligrosas y a pesar del faro, siempre algún barco salía dañado y sus tripulantes y pasajeros debían permanecer una temporada en Mundel.

Leer mas...

La casa voladora de Spike

Escrito por : isabel
13 agosto 2013

 

La casa voladora de Spike

Estamos acostumbrados a que las cosas increíbles les sucedan a algunas personas especiales, pero también les ocurren a los animales, lo que pasa es que ellos no lo pueden contar.

Esta es la historia de un perrito que vivía en su casita del jardín. Hacía la vida de cualquier perro que no puede estar dentro de la casa. Cuidaba el hogar, vigilaba que no entraran gatos, espiaba a sus amos con la esperanza de que lo dejasen entrar, masticaba sus huesos cuando estaba aburrido, o simplemente molestaba a todos con sus ladridos si estaba desconforme.

Spike era un perro común, de ninguna raza en especial, pero muy cariñoso y guardián. Sabía la importancia de proteger a los suyos y estaba orgulloso de haber ahuyentado a varios ladrones. Pero pasaba muy aburrido.

Leer mas...

 

La princesa  gigante de Hanghslom

A muchísimos años luz de la Tierra, en el lejano planeta de Hanghslom, en la galaxia de Andrómeda, vivían los slamdens, una raza de hombrecitos metálicos plateados muy brillantes y belicosos, a los cuales les gustaba pelearse por cualquier tontería. Siempre estaban en guerra y su planeta se parecía mucho a la Luna, no porque fuese un planeta árido y sin atmósfera, sino por los destrozos que sus batallas constantes le ocasionaban.

No es que los slamdens pelearan con otros pueblos, no. Era tal su costumbre guerrera, que estos hombrecitos se peleaban entre ellos todo el tiempo. Peleaban con sus vecinos, con sus amigos, parientes e incluso con el rey, que era el más peleador de todos y gustaba tomarse a los golpes en cualquier lugar.

Como ya se habrán imaginado, Hanghslom se parecía bastante a la Tierra aunque luciera diferente. Allá todo era ultra futurista. Las máquinas y ciudades estaban construidas con materiales que aquí ni siquiera imaginamos, no poseían mecanismos, ni siquiera programas que las comandaran. Todo era regido por la mente y podía hacer lo que los slamdens desearan.

Leer mas...

La calle Almanzor

Escrito por : isabel
19 julio 2013

 

La calle Almanzor

Anita soñaba con vivir en la calle Almanzor, la avenida más elegante del pueblo. Situada en la parte alta, sobre una colina que miraba hacia el mar y bordeada por alamedas frondosas, esta calle era el hogar de las personas acomodadas de Valle Cariuzka.

La casa de Anita quedaba al otro lado del pueblo, en la zona donde vivían los trabajadores. No es que la pequeña pasase hambre, no. Pero si bien tenía siempre un plato de comida, no todas sus necesidades estaban cubiertas.

Anita había quedado huérfana desde muy pequeña y fue su abuela quién debió cuidarla. La abuela trabajaba muy duro para su nieta, pero ya estaba vieja y enferma. La buena señora pasaba casi todo el día cocinando deliciosas comidas que Anita salía a vender en la calle Almanzor, dónde eran muy apreciadas.

Leer mas...

El cumpleaños del rey

Escrito por : admin
25 abril 2013

 

En un país muy lejano, había un rey muy orgulloso que jamás sonreía. No
es que fuese injusto, todo lo contrario, era un buen gobernante, pero por mucho
que lo intentasen sus súbditos y familia, jamás en su vida había sonreído.

Hacía ya mucho tiempo que la princesa Juliana, su hija, estaba planeando una
fiesta de cumpleaños para su padre, con la esperanza de arrancarle al menos
una pequeña mueca de felicidad. Todos en palacio colaboraban con ella y
habían llegado visitantes de todas partes para presenciar el festejo.

Juliana tenía muchas esperanzas de que los bufones que había contratado,
venidos desde tierras exóticas, lograran hacer reír a su padre y por eso fue a
recibirlos personalmente y los alojó en las habitaciones más lujosas del palacio.

Leer mas...

Lección de Navidad

Escrito por : isabel
14 diciembre 2012

 

Lección de Navidad

Aquella Nochebuena, todo era brillante y esplendoroso, la familia se había reunido en torno a una mesa bien surtida de delicias que la abuela y mamá habían preparado durante días. En realidad, todos habíamos puesto de nuestra parte, pues nadie quería permanecer ajeno a los festejos, excepto Raúl, mi hermano mayor, que odiaba la Navidad y su significado.

No culpo a Raúl por su reticencia, no era su culpa haber nacido con una inclinación hacia las ciencias que lo alejaba de toda clase de situación social, inclusive las fiestas con la familia. Mi hermano en aquel entonces tenía veinte años y cursaba estudios de Ingeniería cuántica en la Universidad, lo cual absorbía todo su tiempo e interés, sin dejarle mucho para compartir. Era un solitario bastante malhumorado, que solía pasar en su cuarto metido entre libros y computadoras. Pero como siempre, había cedido a la presión familiar y se había integrado a los festejos navideños.

Todo estaba perfecto, la calidez de la chimenea crepitante, la comida y las conversaciones familiares, donde compartíamos, cada uno dentro de nuestras posibilidades, anécdotas e intereses. Todos menos Raúl, que guardaba una prudente distancia física y mental, como para resguardar su personalidad de nosotros.

Leer mas...

El misterio del cuadro de los niños

Escrito por : isabel
10 diciembre 2012

 

El misterio del cuadro de los niños
En la habitación de Alicia había un cuadro muy bonito de dos niños con un borrico. El cuadro ya estaba colgado en la habitación cuando Alicia y sus papás se mudaron para esa casa y les gustó mucho, por eso lo dejaron en su lugar de preferencia.

La familia había llegado a la casa apenas dos semanas antes, por lo que recién acababan de acomodar la casa y se disponían a disfrutar de ella por muchos años. Los papás de Alicia habían puesto mucho esfuerzo en comprar esa casa y la habían arreglado con todo su amor. Les había quedado muy bonita y Alicia se paseaba de una habitación a otra para contemplarlas hasta cansarse, ya que pensaba que era la casa más hermosa que había conocido.

Cada noche, la pequeña se dormía contemplando aquel cuadro maravilloso que había llegado hasta ellos de forma misteriosa. Soñaba con la mudanza, con las emociones del trabajo de arreglar el hogar y con aquellos dos niños del cuadro. Es que los niños le hablaban en sus sueños. Le contaban de su procedencia, de cómo era el mundo en el cual vivían y lo lindo que se sentía estar del otro lado.

Leer mas...

Un libro viejo y polvoriento

Escrito por : isabel
25 enero 2012

 

 Un libro viejo y polvoriento

En la estantería de una importante librería de Londres, metido entre libros de todas clases y épocas, estaba un libro viejo y polvoriento que nadie quería comprar. Habían pasado muchísimos años desde que alguien lo ubicara en ese sitio, sin que nadie se interesara por él.

Leer mas...

El castillo del buen señor

Escrito por : isabel
10 octubre 2011

 

Era el castillo de un señor feudal muy poderoso, pero que a diferencia de sus iguales, tenía un corazón muy bueno y generoso. Este señor siempre se había ocupado de sus vasallos y siervos con mucho esmero y cariño, cuidando de que nada les faltara. A cambio, sus servidores habían trabajado con esmero y devoción, convirtiéndolo en el señor feudal más próspero de todo el reino. Incluso se rumoreaba que era más rico que el propio rey.

Leer mas...

La casa embrujada

Escrito por : isabel
7 octubre 2011

 

Allá en el siglo XIX, Inglaterra era una nación próspera. Uno de los detalles que la distinguía, era su sobria y refinada arquitectura. Nada más llegar a una ciudad, el visitante podía extasiarse con las construcciones, y el orden y limpieza que imperaban en ellas.

Leer mas...


Recomendamos los siguientes contenidos de