Aprender a dibujar un sapo

Vamos a aprender cómo dibujar un sapo. Si te parece que es muy difícil o que no podrás, estás equivocado. Te mostraremos una manera simple y fácil de hacerlo.

Lo principal para dibujar cualquier figura (no sólo el sapo), es descomponerla en figuras mucho más simples, que todos podemos manejar.

Vas a necesitar un lápiz de grafo blando o un portaminas; un cuaderno de dibujo y una buena goma (al principio la utilizarás mucho).

Ahora, manos a la obra. Toma tu lápiz y comienza a dibujar.

Cómo aprender a dibujar un sapo:

Vamos a dibujar un animal silvestre que podemos encontrar en nuestro jardín. Tal vez te da miedo o te parece muy feo, pero los sapos prestan un gran servicio al medioambiente, son los encargados de eliminar los mosquitos y moscas.

Es conveniente que busques fotografías de sapos o dibujos de sapos para observarlos y ver sus características.

Lo primero que tenemos que hacer es dibujar un óvalo grande de costado. Este será el cuerpo de nuestro sapo.

Luego ubicaremos los ojos y la boca. Son muy sencillos, la boca es una medialuna y los ojos tienen forma de huevos.

A continuación haremos las patas. Son muy sencillas, sólo tienes que hacerlas lineales y luego les pondrás el relleno. Es muy fácil, sólo haces líneas rectas que representarían a los huesos.

Luego le ponemos carne a esas patas. Fíjate en la figura. Haces trazos curvos en cada sección de la pata, hacia uno y otro lado.

Las manitos del sapo se parecen a las de los patos, haces tres líneas rectas separadas y las unes con una línea curva, que sería la membrana de la pata.

Ahora sólo nos resta dibujar las verrugas y manchas del lomo del sapo. ¿Verdad que fue fácil?